#YoMePlantoBlog

Cannábis Medicinal

Cannabis para el asma

El asma es un trastorno respiratorio crónico que dificulta la respiración de una persona.

Dado que no hay cura disponible, el control adecuado de la enfermedad puede ayudar a reducir los síntomas.

Hay muchas razones por las cuales un paciente podría consumir cannabis si tiene asma.

Es broncodilatador:

Un estudio de 1973 reveló que el THC que se encuentra en el cannabis puede dilatar las vías respiratorias e inhibe la broncoconstricción, que es el principal problema de los pacientes con asma.

Otra investigación mostró que el CBD protege los pulmones. Cuando se toma por vía oral o inhalado, abre los bronquiolos y dilata el conducto respiratorio para facilitar la respiración.

Es antiinflamatorio:

Los cannabinoides se encuentran en el tejido pulmonar humano y juegan una regla crucial en la regulación de las inflamaciones, la contracción y la dilatación de los músculos y diversos procesos metabólicos, el CBD produce propiedades antiinflamatorias al interactuar con los cannabinoides presentes en el cuerpo humano.

Es antiespasmódico:

Los espasmos musculares o broncoespasmo es una condición que enfrentan los pacientes con asma. El CBD tiene un efecto de alivio del espasmo muscular.

Es importante que la forma de consumo no sea a través de la combustión.

¿Conocés más beneficios? Dejalo en los comentarios