#YoMePlantoBlog

Cannabis santafesino: producción pionera y proyecto encaminado

Cannabis santafesino: otro proyecto que busca ser estatal

La provincia de Santa Fe se encamina a producir su propio aceite de cannabis después de haber recibido la aprobación de la Agencia Nacional de Medicamentos y Alimentos (ANMAT) para poder importar la materia prima y envasar el producto en el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF), la institución estatal que provee de medicamentos a los santafesinos desde 1947. 

Si hubo sorpresa con el presidente Alberto Fernández el 1 de marzo con la mención al cannabis en la apertura de las sesiones legislativas en el Congreso de la Nación, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, hizo lo propio el 1 de mayo en su territorio cuando expresó los deseos del ejecutivo de producir aceite de CBD. Sobre todo, porque anunciaba que el gobierno impulsaría la elaboración de cannabis mientras un proyecto de ley había perdido estado parlamentario después de tener media sanción en la cámara de Diputados y haberse estancado en el Senado. 

“Quiero anunciarles que este año pondremos en marcha la primera producción pública de aceite de cannabis medicinal. El objetivo es satisfacer a nivel local la demanda del sistema público de salud y de Iapos, sin tener que importarlo”, dijo Perotti. El IAPOS es la obra social de los trabajadores del estado santafesino, que de acuerdo a los datos del gobierno, tiene un total de 550.000 afiliados. 

El anuncio del gobierno dejó en claro varias cuestiones. La primera de ellas es que prefiere avanzar por otra vía en la producción de cannabis de uso medicinal al evitar la aprobación de la legislatura y ser el ente regulador de la creación del aceite. La otra, que la idea es importar la materia prima para envasarla localmente y poder ofrecerla a un precio menor que el del mercado. Finalmente, que Santa Fe adoptará la idea de provincias como Jujuy, que se apoya en los fierros estatales para llevar adelante el proceso de producción de CBD. 

El impulso del ejecutivo llevó a que el Ministerio de Salud provincial registrara el aceite que producirá el LIF para incluirlo como medicamento a base de cannabis en el Formulario Terapéutico de la Provincia (FTP), el listado de fármacos habilitados por las instituciones oficiales. Camino allanado desde lo burocrático. 

El otro proyecto

Durante julio del 2020, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto “Abastecimiento de cannabis con fines terapéuticos” de las diputadas Agustina Donnet (Bloque Igualdad), Mónica Peralta (Bloque Gen) y el diputado Rubén Giustiniani, que también pertenece al bloque Igualdad. La iniciativa se frenó a cero en el Senado al punto de perder estado parlamentario. 

Se trata del mismo proyecto que había sido sancionado por la Cámara de Diputados en julio del 2020 pero que el Senado no trató ni siquiera en comisiones. En junio de este año, la iniciativa volvió a ingresar a la legislatura provincial. En el documento, se plantea una amplitud respecto a la producción que impulsa el ejecutivo santafesino porque “Se autoriza a sembrar, cultivar y conservar cannabis y sus derivados con recomendación médica para su uso terapéutico, a todas las personas radicadas en la provincia de Santa Fe”.

“La legitimidad del cultivo y tenencia de cannabis y derivados para fines medicinales, terapéuticos y paliativos del dolor está ya fuera de duda, lo que permite al Estado nacional y también al Estado provincial crear herramientas administrativas que amparen a quienes ejercen esta actividad”, argumenta el proyecto, que iba por otra vía que el impulso que le dio el gobierno encabezado por Perotti. 

Los últimos avances

El 11 de junio el gobierno santafesino confirmó el avance en la investigación y producción del cannabis de uso medicinal, dando por hecho que este año habrá novedades en ese plano. Desde Yo Me Planto hubo comunicación con integrantes del Laboratorio Industrial Farmacéutico de Santa Fe y afirmaron que estaban esperando novedades respecto a la producción de la medicina. En ese marco, eligieron no expresarse al respecto. 

La aprobación de la ANMAT aceleró los planes del ejecutivo en conjunto con los ministerios de Producción, Ciencia y Tecnología, Salud y Seguridad, en un trabajo interministerial que busca crear un producto de calidad y a su vez agregar conocimiento sobre el cannabis. 

Otro de los objetivos es poder fabricar un producto que tenga la marca de la provincia en el rótulo. Además, desde el LIF aseveran que serán pioneros en la producción de fármacos con un contenido alto de CBD y también en el abaratamiento del costo del producto de hasta tres veces. Desde el laboratorio prometen novedades que si se dan, convertirán a la provincia en pionera de la fabricación de cannabis de uso medicinal. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *